Mis libros

Un refrán antiguo dice: A la vejez viruela. Eso sucedió conmigo, pero no es porque me hubiera llegado de golpe el afán por escribir, sino que abandoné un poco el trabajo, para dedicarme a escribir, cosa que siempre existió en mi interior, especialmente por la poesía.

Siento Aroma de Amor

Este libro es una recopilación de poemas, que poseen una redacción cadenciosa que po-drían asemejarse a poesías, pero que son escritas sin la técnica de la métrica literaria. En la segunda parte del libro se presentan relatos poéticos desarrollados en prosa libre, que contienen muchos temas de amor, pero también algún otro tipo de reflexiones.

Que suerte negra!

Es una novela donde se relata el viaje de un español desde Extremadura (Santa Cruz de la Sierra) hasta Bolivia y la posterior violación de una de sus hijas por parte de un negro, y la vida hasta que su nieta da a luz un morenito descendiente del violador, que hace que el abuelo y la hija violada relaten el gran secreto llevado por tres generaciones.

Mis Cuentos

Corresponde al relato de quince historias de diferentes temas donde sobre salen dos, una (Después del año nuevo) que es un relato biográfico, que concluye con una ficción policial. Otro (El tiempo pasa, pero puede ser registrado y rebobinado) relato es ficción biográfica en base a los deseos de investigación del autor, en el que intervienen personajes reales. Los demás relatos son ficciones de viajes por el mundo.

El Gallo Nigüento

Es la recopilación de relatos que pretenden ser cuentos infantiles, que el autor redactó para sus nietos. En este mismo libro, también se editan cuentos escritos por seis de los nietos, y únicamente faltarías cuentos ideados por la nieta mayor y por el nieto menor. Los últimos dos cuentos están en español e inglés, por cuanto ese nieto escribe en ese idioma. Los temas son diversos y predomina un gran personaje: El Ser Chiquito, que se llama así.

Siento mal Olor

Este libro contiene artículos de contenido político, criticando el accionar político de nuestra sociedad y que está dividido en dos partes. Una parte donde todo lo escrito esta con el seudónimo, que es más que todo el nombre con el que se conoce al autor y otra parte de artículos firmados con el seudónimo que corresponde al nombre del tatarabuelo del autor.

No es Cuento

Este libro contiene varios relatos y se clasifica en tres tipos: Relatos religiosos, que corres-ponden a historias impregnadas de mucha religiosidad. Relatos con mucho amor, donde el autor le da mucha importancia a este sentimiento, en compañía de un personaje ficticio con el qué se acompaña en varios viajes. Y concluye con algunos artículos Necrológicos, escritos para algunos amigos que se adelantaron en el camino a la eternidad.

Algo de lo vivido

Este libro contiene muchos relatos que corresponden a la vida real, redactados de manera amena y cuyo fin principal fue dejar constancia de situaciones vividas por el autor en diferentes etapas de su vida y cuyos personajes o son parientes o amigos que forman parte integral de la existencia del autor.

Colorín Colorado

Este libro consta de dos partes, una de relatos que asemejan cuentos, pero que ya no es-tán destinados a niños, sino a gente con una cierta formación, son descripciones detalladas de libros, cuadros, música, son un buen alimento de cultura general, que el autor desea compartir con sus amigos y también con los nietos mayores. La segunda parte es el relato de viajes que en la ficción realizó el autor y que quiere compartir con los amigos.

Eureka!

Este libro describe algunas investigaciones realizadas por el autor, que son muy distraídas y que en su mayoría o totalidad corresponde a hechos reales que pueden ser documenta-dos por artículos editados por periódicos o revistas, como casos destacables y extraños, que tiene mucho de raro y curioso, que fue revisado por el autor con el fin de compartir con sus lectores, sin importar la edad, pero si con algo de instrucción general.

Mis nietos...

Mis nietos...

En un principio fueron mis nietos la fuente de inspiración, pero incentivado por Bruna Antelo, quien me dio unos ejemplos de cómo escribir cuentos. Ellos fueron creciendo y procuré que también mis cuentos crezcan con ellos, pero en un momento determinado me disparé y me puse a escribir más y de todo. En ese momento tuve el impulso de Héctor Di Benedetto y de mi madre.

Lo que ellos piensan...

Algunos comentarios de mis nietos...

Algo nuevo de lo viejo